Comunidad Culinary

COLUMNA: Foodtruck en Chile

Por Andrés Amtmann Meyer
Docente Culinary, y Chef  Profesional

No cabe duda que los FoodTruck en nuestro país están ingresando de forma abrupta y repentina. Ya no hay feria o evento que no tenga dentro de su planificación una de estas cocinas rodantes; las cuales día a día generan nuevas preparaciones y nuevos sabores para el público consumidor. Lo importante de cada uno de ellos es entregar variedad y calidad de los productos que se elaboran, calidad de materia prima y actualmente contemplar una calidad en el servicio.

La cocina callejera se está puliendo con el pasar de los años, antiguamente, encontrábamos puestos de cocina entregando productos de dudosa reputación y de bajo sabor. Actualmente la industria de los FoodTruck está generando una “Cocina Callejera” de calidad y con buen servicio en base a las exigencias de los clientes; exigencias que no son menores en base a los conocimientos culinarios que ha adoptado nuestro país estos últimos veinte años con la tecnología e información que nos entregan de forma constante las redes sociales y la televisión, tanto abierta como por cable.

Lamentablemente, nuestro país aun no regulariza el funcionamiento de los FoodTruck como tal, no podemos establecernos en cualquier espacio disponible y menos si es público, para ello, hay que generar vínculos con las municipalidades y permanecer en las denominadas “Plazas de bolsillo” o bien, estar situados en un lugar privado con un contrato de por medio el cual nos permite entregar nuestros productos de forma correcta. Cada carro debe de contemplar la normalización mínima que se establece para poder funcionar, como es el permiso del SEREMI y el Certificado Eléctrico, entregado por un profesional certificado (TE1). Con estas mínimas exigencias, podemos cocinar en eventos privados o públicos, lo cual nos abre una ventana para darnos a conocer

Actualmente muchos de los FoodTruck que están en el mercado no pueden funcionar, esto por diversos motivos, pero particularmente, creo que se debe a que el propietario de estas cocinas rodantes ve una posibilidad de independizarse y de trabajar día a día en lo que le gusta sin saber antes las leyes y características para poder funcionar, lo cual les genera una inversión adicional que es pagar un arriendo por establecerse en un punto todos los días de la semana. Por otro lado, es importante marcar una diferencia frente a la alta competencia de los FoodTrucks que ya están establecidos y posicionados en el mercado de las ferias y/o eventos, de tal manera de ser únicos en torno a un producto, servicio y valor; de esta forma se marcara diferencia con las posibles competencias del mercado. Marcando diferencia en torno a lo mencionado anteriormente, podremos destacar y sobresalir frente a las exigencias de nuestros clientes, con el fin de entregar un producto “Clásico pero novedoso”.

Teniendo en cuenta el amplio margen de “Cocineros” no profesionales en torno a estos nuevos diseños de cocina rodante, se dejan de lado algunos puntos que son fundamentales para la creación y producción de alimentos, como es la higiene, la manipulación y la cadena de frio de una producción. Parámetro importantísimo en el consumo de nuestros clientes, frente a un producto final. Un FoodTruck, no puede escatimar en torno al equipamiento de la cocina, tenemos que tener una cocina profesional si queremos entregar un producto de calidad y esta cocina debe y tiene que ser con las máximas normas de exigencia frente a la conservación de alimentos, con el fin de entregar un producto inocuo y sabroso. Por lo cual el equipamiento es fundamental para el buen desarrollo de nuestras cocinas.

En el mercado actual de los FoodTruck, existen diversas dimensiones, lo cual estarán sujetas a las necesidades de cada uno, generando puntos a favor y en contra para el trabajo día a día, como por ejemplo: un carro con medidas pequeñas podría ir a eventos particulares en casas o lugares “Indoor”, por el contrario uno de mayores dimensiones estará disponible para su funcionamiento solo en exteriores. Cada uno define lo que quiere realizar, su producto y su enfoque frente a las necesidades y exigencias de los clientes.

Como cocinero profesional y dueño de una de estas maravillosas “Cocinas Rodantes” puedo decir con certeza que los FoodTrucks son excelentes medios para una producción gastronómica y culinaria de calidad, sin nos enfocamos en el real concepto de lo que queremos entregar y como lo queremos entregar a nuestros clientes, el mercado de la cocina crecerá de forma positiva, generando una propuesta única e innovadora.

Aseguro y afirmo que los FoodTrucks son una excelente opción para nuestra cultura gastronómica.

 

X | Cerrar

¿Ya viste nuestro video institucional?

Diseñado y Desarrollado con por Volatil